Portada » Modelo de búsqueda de soluciones.

Modelo de búsqueda de soluciones.

Buscar soluciones a problemas es eso que hacemos constantemente. A veces a problemas más complejos y otras veces más simples, pero siempre es el mismo proceso.

Esquema visual del modelo de búsqueda de soluciones.

¿Tienes un modelo de búsqueda de soluciones? ¿Tienes mecanizado o protocolizado los pasos a seguir?

No te alarmes, la respuesta siempre es no. Nadie tenemos un estandar ni una hoja de ruta que sirva para hallar soluciones a cualquier problema de forma mecánica y automatizada. Como mucho una idea o una estrategia como la que comenté en la hoja 126 (ver), pero ya está. Al menos hasta ahora.

Aunque aquí voy a hablar de un modelo de búsqueda de soluciones, es importante tener en cuenta que muchos problemas tienen la solución precisamente fuera de los márgenes establecidos. Yo os voy a hablar de un sistema compatible con la creatividad para llegar a la solución de problemas de forma más rápida y eficiente.

Pongamos un problema cualquiera, lo más difícil es siempre dar el primer golpe, ver por donde meterle mano. Aquí propongo ir a la solución ideal que resolvería de forma concisa dicho problema. Tanto en su fuente como en sus consecuencias. No tiene que ser una única solución ideal, puede haber varias. Usa y trabaja la creatividad, no descartes nada, ya habrá tiempo de desestimar. La solución ideal se caracteriza por ser una hipótesis que se basa en varias premisas que pueden o no ser reales. Nosotros siempre gestionamos estas premisas desde el punto más desfavorable para nosotros, así la solución ideal encaja con lo que necesitamos.

Ahora toca ir un poco hacía a atrás. Una vez encontradas las soluciones ideales a nuestros problemas, debemos analizar el por qué falla la solución ideal. Cual es esa premisa o premisas que hacen que no podamos implementar la solución. Las justificaciones reales de por qué no nos sirve como solución.

Hecho este ejercicio, que ya aviso no tiene necesariamente que ser ni corto ni sencillo, estaremos entrando en el estadio de la solución real. Conocemos cómo resolver el problema, y además, conocemos en qué necesidades debemos concentrarnos para resolverlo. Pues querido/a amigo/a ,ya tienes una solución real. Lo rápido es solventar esas necesidades, puedes hacerlo volviendo a comenzar este proceso usando la necesidad como problema, o por el contrario, ver como apaliar o cubrir esta carencia.

Si usas esta segunda opción, estás desarrollando tu creatividad y pensamiento lateral. Estas rodeando la piedra del camino para poder continuar. Si usas repetidas veces este proceso también estás llegando al mismo destino, pero de una forma mucho más inducida y larga.

Llegados aquí, solo necesitamos empezar a ordenar y gestionar los recursos reales que tenemos para materializar esa solución real.

Así explicado esto parece un proceso bastante largo y solo apto para problemas de envergadura, pero nada más lejos de la realidad, es un proceso tan simple y encajado que se puede escalar al tamaño que se requiera. Quizás también sea porque visto el proceso como letras pierde fuerza, pero desarrollado de forma gráfica e intuitiva es más sencillo. Es una de esas cosas que hasta que no le ves no terminas de entenderlo. Espero que el esquema que acompaña a este texto te resulte de utilidad.

Una cosa interesante es empezar a aplicarlo en problemáticas sencillas. Es probable que inconscientemente ya lo hagas o sigas un proceso similar. Lo importante es que sepas y quieras tener un modelo de búsqueda de soluciones.

A modo resumen, modelo de búsqueda de soluciones es:

  1. Reconocimiento del problema
  2. Creación de soluciones ideales
  3. Identificación de premisas que forman las soluciones ideales
  4. Análisis de las premisas
  5. Validación como plausibles de las premisas
  6. Ordenar recursos necesarios para materializar solución real
  7. Escoger la solución real más óptima.