Gamer

Gamers: Palabra designada para definir a las personas que juegan a videojuegos con mucho tesón e interés. Además apoderan un basto conocimiento del sector.

Por otro lado un “gamer” también puede ser una de esas profesiones del futuro. Quizás en España si es más del futuro, pero en otros lugares del mundo como puede ser Estados Unidos o Japón, está bastante más instaurado el conseguir un dinero extra o incluso ganarse la vida gracias a este hobby.

Pero el tener como afición el jugar a videojuegos es algo más positivo y menos endemoniado de lo que parece. De hecho, este pensamiento de que los videojuegos son algo maligno y que no sirve para nada es un pensamiento de una generación mayor, resistente al cambio y que no ha terminado de entender el progreso. Hablando siempre de que los videojuegos con más o menos afán sea un pasatiempo y no interfiera en otros aspectos de la vida. Esto es como ser futbolista, solo 1 de cada 10000 niños que quieren ser futbolistas terminarán jugando en primera división, si acaso segunda.

mandos de videoconsola. Xbox, GameCube y PlayStation. Gamer

gamer for ever by Anes Ortigosa

Dejando de lado la parte económica que puede aportar el mundo de los videojuegos, ¿qué más hay de positivo en esto? Mucho más de lo que imaginas. De hecho, no debería ser solo cosa de adolescentes y de cosas que hacer en el tiempo libre.

A nivel individual y personal, llega a ser una actividad que puede ser digna de figurar como logro en un currículum. Voy a intentar poner ejemplos con juegos o videojuegos que más o menos sean conocidos por el gran público.

Candy Crush Saga: El popular juego de unir conceptos de iguales características. En este caso, romper caramelos. ¿Se puede poner en el currículum? Claro que si, pero solo si realmente consideras que es algo importante y aporta en positivo. ¿Qué puede aportar? Tesón, constancia, compromiso, que una persona haya llegado a superar 500 pantallas es porque le ha metido bastantes horas para conseguir llegar a su objetivo y ha superado algunos puntos complicados. Por su puesto esto tiene más mérito si lo haces sin avasallar a tus contactos de Facebook para que te envíen vidas y te ayuden a pasar pantallas. Por otro lado, el propio mecanismo del juego te ayuda a desarrollar otras habilidades. Entrenas la agilidad mental y la estrategia para conseguir superar los niveles.

Juegos de acción en primera persona, hablamos de saga Call of Duty, Halo, Gears of war o Counter strike para los más mayores. Estos juegos también te aportan destacar en habilidades valoradas para empresas. Sobretodo si consigues algún reconocimiento tipo torneo. Sin duda la estrategia es una de las grandes bazas para tener éxito en el juego. La otra baza es el trabajo en equipo, este tipo de juegos en su parte multijugador es un entrenamiento brutal para desarrollar las diferentes actitudes para el trabajo en equipo.

Juegos de mundo abierto: Títulos míticos como la saga Grand Theft Auto (GTA) o Saints Row. Aquí aunque no pertenezca a este género voy a incluir a Los Sims. Todo este tipo de juego tienen una pauta en común más allá de las intrínsecas de la trama argumental. Antes o después la persona que juega a este tipo de juegos, decide acumular horas de juego haciendo vida libre. Esto conlleva potenciar su creatividad y descubrir infinitos “juegos” para entretenerse. Lo que voy a comentar ahora puede herir alguna sensibilidad, pero es una realidad. Toda persona que ha jugado a Los Sims, en algún momento ha sacado su vena sádica y asesina y se ha dedicado a buscar formas de matar a sus sims. Mandarlos a la piscina y quitar la escalera cuando estaban dentro es todo un clásico de principiante.

Obviamente todo tiene una cara B, un final alternativo oculto, un huevo de pascua. Todo estos planteamientos que he hecho aquí no son compartidos por gran parte de los seleccionadores de personal. Ni todos lo van a interpretar de la misma forma que yo lo he hecho en esta entrada. Así que cuidado en que currículum escribís este tipo de hobbys y a quién se lo mandáis. Pueden alzaros al cielo como candidato perfecto, o hundiros en el más oscuro de los infiernos.

No quería terminar esta entrada sin comentar otra opción del mundo videojuego. Hasta ahora hemos visto las virtudes que tiene a nivel personal y como estas virtudes se pueden añadir al currículum para ser diferente y destacar. En otra hoja del cuaderno ya hablé del beneficio de usar un mando de videoconsola para otros fines. (ver aquí)

Pues bien, las empresas están compuestas por personas que también pueden mejorar en estos campos. Por supuesto no se puede obligar a tus empleados a que jueguen a videojuegos. Pero es parte de la empresa el potenciar y cuidar el talento que tiene. Y eso se consigue diversificando las opciones de desarrollo personal. Si hay varias personas en la empresa que les gusta este mundo, por qué no recompensarles dejándoles jugar un rato en la empresa. Desarrollan otras habilidades, desconectan del trabajo para ser más productivos, se creará cohesión de grupo entre ellos creándose más vínculos personales y emocionales. Y como guinda, estarán más contentos con la empresa y más cómodos, complicando su fuga. A nivel empresa, ganarás varios enteros como empresa puntera en paquete de retribución extra-salarial para empleados.

Esto es una opción más o alternativa, al tener mesa de ping-pong en las oficinas, permitir el uso de redes sociales personales en el trabajo, descuentos en productos para la empresa, hacer sesiones de convivencia o cualquiera de otras medidas existentes para dar valor al empleado, aumentar el bienestar dentro de la empresa y al fin de cuentas retener el talento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *