Verdades de emprendedores

Ahora está de moda ser emprendedor, y animar a la gente en paro y a los más jóvenes a saltar a la piscina sin estar seguros de si tiene agua. El emprendimiento es la nueva burbuja económica. Pero y una vez que eres emprendedor ¿que ocurre?

emprendedores

instantánea del VII Campus SeedRocket by Marta Sánchez (flickr)

Cuando te conviertes en emprendedor primerizo buscas consejos en otros emprendedores que ya han pasado por donde tu estas. En realidad buscas una luz que te guíe. En la mayoría de casos los emprendedores son/somos todos bastante solidarios los unos con los otros, y a poco que se nos pida consejo u opinión sobre algún tema intentamos ayudar. El tema está en que hay algunos emprendedores, los menos que no se sabe porqué motivo se les sube un poco el ser emprendedor.

En cualquier caso, a veces los consejos que se dan, no dejan de ser frases hechas que dentro del gremio todo el mundo entiende, pero para alguien que llega nuevo quizás no sea capaz de captar todos los matices que encierran dichos consejos.

Aquí tenéis un listado de los consejos o frases más recurrentes para emprendedores y los matices que encierran en su interior.

  • Trabajo en lo que me gusta: Esta frase es cierta, pero esconde un terrible secreto, trabaja en lo que le gusta porque sabe que está hechando más horas de las “debidas” y es feliz. La empresa es su vida.
  • No lo hago por el dinero: Tiene dos significados, El primero es que detrás de esta frase se esconde una más simple. “Estoy en ese punto de inflexión crítico donde más horas ya no es proporcional a más dinero.” El segundo significado y a menudo más habitual; “Si supieras el beneficio que tengo tu hace tiempo que hubieras cerrado este negocio.”
  • En cuanto puedas, sal al mercado, saca un producto mínimo viable. Validar la idea de negocio: Esta frase tiene diferentes versiones, pero todas esconden un hecho que obligatoriamente tienes que vivir. “Una vez yo no hice eso, y después descubrí que podía haber ahorrado mucha pasta haciéndolo”
  • Lo mejor es trabajar con equipos multidisciplinares: La moraleja de este consejo que te pueden dar es: “Sino fuera porque mi socio fulano es (lo que te complemente) hubiera liado una muy grande y me hubiera costado un pastón.”
  • Me puedo coger las vacaciones que quiera cuando quiera: En este caso, querer no es poder. Al igual que dice esto, te pueden decir que llevan años sin disfrutar de unas.
  • Soy mi propio jefe: Hago las cosas como quiero y cuando quiero, trabajo por objetivos y me puedo permitir algún día de descanso y relax. Eso sí, los malabares con el reloj son brutales.
  • Para mi no es un trabajo, disfruto con lo que hago: Esta si que es cierta tal cual, se basa en la contribución emocional que aporta el hacer algo que realmente quieres y en lo que crees. Sentirse parte de la empresa, que se tienen en cuenta tus opiniones, etc… todo este tipo de cosas, las tienes cubiertas porque solo tú eres el responsable de que ocurran.

Hay muchas más, pero estas son las que más vas a poder escuchar o al menos yo son las que más he escuchado. Espero que te hayan iluminado un poco más el camino. Y si eres de las personas que las dicen, seguramente empezarás a dejar de decirlo o explicarte un poco más jejeje.