Recabar datos creativamente

La información y los datos son la nueva moneda de este tiempo. La riqueza ya no se mide por la cosecha que guardas en un granero, el efectivo que haya en un colchón, ni por un número en una cuenta corriente. Actualmente el activo más importante es la información, datos.

recabar datos

Datos by ColiN00B (pixabay)

Esto hace que se genere un lucha continua entre dos círculos. Por un lado las empresas. Estas ansían por encima de vender, disponer de la máxima información acerca de su consumidor y del no consumidor para atraparlo. En el lado opuesto y cada vez más informado, la población. El usuario final o consumidor. Que en vista de la voracidad de las empresas, cada vez es más receloso de facilitar información personal.

¿Cómo ganar esta lucha encarnizada? Bajando el nivel de acción. Aquí, menos es más. En esta ocasión me voy a posicionar desde el prisma de las empresas aunque en realidad, estando pública esta información también le será útil a los consumidores. En el fondo, todos ejercemos de los dos lados de la moneda.

Ahora, nos remangamos las mangas y vamos a lo importante. Partimos de la base del mundo online, ya que el offline aunque es importante es menos agresivo en la recopilación de información de usuarios.

Sea del campo que sea desde el que se quiere obtener información, usando la creatividad se puede conseguir mejores resultados siguiendo estos pasos. A nivel creativo se pueden hacer mil cosas, esto solo es una opción, quizás la más sencilla para que se entienda y para ser más genérica.

En un primer contacto con el usuario, basta con pedir un correo electrónico y un nombre. A eso, muy pocos usuarios se van negar a hacerlo siempre que esté justificado el motivo de pedir esa información. Incluso para los nodata. Si es como en algunas webs o blogs que esta información se recopila con un pop-up y es para dejarte leer el contenido, pues esta información no es para ti. Gracias por leer hasta aquí pero no creo que compartamos la misma filosofía.

Para recopilar información, la “trampa” creativa está en solicitar poco a poco la información (con el correspondiente aviso de ley de protección de datos y derechos ARCO) Una vez que tienes el correo electrónico y el nombre, puedes dirigirte al usuario de turno por campañas de mailing personalizando, el mensaje con su nombre de pila. Varias campañas más tarde, tienes que empezar a estudiar las estadísticas del mailing. Ahora salto para explicar al usuario. Si no estas familiarizado con esto, es lo que estás imaginando, las empresas saben por cada correo de promoción que te envían, si abres o no el correo, cuando lo abres y si haces click sobre algún enlace.

Retomo el mundo empresarial. Una vez estudiadas las estadísticas, comienza el proceso creativo. En función de esos datos y los que necesites para tu empresa o tu negocio, tienes que generar un mail donde pidas esos datos que quieras. Por ejemplo, si es un usuario que interactúa con los mailing pero no llega a la conversión, puedes justificar la petición de más datos alegando que es para hacerle llegar la información, ofertas, o lo que sea más afín a sus gustos. En el caso de que no mire ni los correos, puedes descartar el intentar recuperarlo por mailing. Tendrás que buscar otros métodos de repescarlos. Si solo abre algunos, tendrás que estudiar los que abre y hacer uno así, similar al primer caso. Pedir más datos para poder ofrecerle de forma personalizada lo que más encaja con sus preferencias.

Cuando hablo de pedir más datos, no significa que directamente se le pidan todos los datos posibles. Recuerda el principio de esta hoja, menos es más. Si estas consumiendo esta información desde el blog, estarás comprobando que no te ha saltado ningún pop-up pidiéndote los datos, ni que intento conseguirlos a cambio de algún “regalo” tipo ebook. Mi forma de obtener la información valiosa para mi está por otros derroteros.

Volviendo a formas de recabar datos, una idea es establecer un calendario para repetir las acciones que te he comentado y así obtener diferentes informaciones.

Según el tipo de negocio se puede hacer en base a fechas clave de ventas, para actualizar datos (por ejemplo plataformas de formación o portales de empleo), o por hacer seguimiento al cliente (tema gimnasios, tiendas de moda, comercios de consumibles, repuestos, desechables, etc..)

Es más sencillo que una persona acepte facilitar sus datos si ve un motivo coherente o mejora en el servicio que se le presta, y sobretodo, si solo le pides 1 o 2 datos frente a un formulario de media página repleta de campos a rellenar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *