Portada » ¿Qué es más peligroso en una adicción?

¿Qué es más peligroso en una adicción?

Una adicción es una conducta o hábito peligroso para el ser humano. En especial cuando supera al humano y controla su vida.

Auriculares pequeños con fundas de goma intercambiables.

PLT BBG0410 Series by Aaron Yoo (flickr)

A nivel creativo, no estoy seguro de que pueda tener cabida en este cuaderno, pero considero que es una reflexión muy interesante y a tener en cuenta.

Por desgracia, los seres humanos nos podemos enganchar a muchas cosas. La gran mayoría de las adicciones las tenemos identificadas. Algunas están mejor valoradas socialmente que otras. Matizo, están más aceptadas socialmente que otras. Las adicciones digitales son un ejemplo. Cada vez hay más personas que tienen adicción a estar constante en conexión digital con el mundo. Llegando a desarollar la llamada nomofobia. Miedo y pánico a salir de casa sin el dispositivo móvil. Realmente, yo apunto a que es a salir de casa sin la sensación de poder estar conectados a Internet, el móvil a fin de cuentas es uno de los dispositivos que permite esa conexión.

En línea con esto, está la adicción a los “me gusta”. Gente con conocimiento en este campo, explican que el recibir “me gusta” activa los circuitos de recompensa del cerebro. Y esto produce sensaciones de alegría, placer y bienestar similares al consumo de chocolate, azúcar o incluso sexo.
Al final todo recae en aceptación social, reconocimiento, etc. Temas relacionados con el ego.
Pero existe creo que una adicción, que aun ni siquiera está contemplada como tal y que cada vez hay más personas que la sufren. Adicción a ver contenidos digitales. Series en su mayor parte.

Hay personas que se aislan tanto consumiendo series, que apenas son capaces de hacer otra cosa.

Las grandes plataformas de contenido cada vez generan más y más contenidos. Si no producen nuevos contenidos, la gente cancela sus suscripciones y se van a la competencia. Pero curiosamente no se “desenganchan”. Por otro lado, se ha creado una presión social respecto a este tema. Si no estás al día de lo último en la serie principal más de moda o directamente no tienes tema de conversación en cuanto a series, socialmente te conviertes en invisible. Quedas al margen de toda acción. Por no comentar lo que puede ocurrir si realizas un spolier. Pasas a ser enemigo público número 1 de la sociedad y el objetivo de la ira y odio de las masas.

Viendo el otro lado, a nivel creativo esto es de lo mejor que le ha podido ocurrir a la sociedad. Es un brillo de la creatividad. Constantemente se requieren nuevos contenidos, nuevas historias que contar, nuevas ideas en las que explorar escenarios. En este sentido, estoy muy contento y me alegra que la creatividad esté tan en auge y demandada en un sector. Pero si miro a este lado del “problema”. Desde la parte de consumidores, tanta creatividad por parte de unas pocas personas, está esclavizando y desnaturalizando a gran parte de otras personas.

La adicción que comentaba a las series anteriormente, a veces me da cierto escalofrío cuando lo pienso, escucho o hablo con alguien que prácticamente solo vive para ver series. Y la expresión “solo vive para ver series” es más literal de lo que crees.

La serie Juego de Tronos, son en total unas 73 horas. Esto viene a ser el equivalente a casi 2 semanas de trabajo. Y es solo una serie. Si por ejemplo eres fan del programa de “La resistencia” de Movistar #0. Viendo solo 2 temporadas, en este caso habrás pasado frente a la pantalla, 237 horas. Más tiempo que una asignatura cuatrismetral de titulación universitaria.

Como curiosidad, si has escuchado todo este cuaderno en podcast, habrás estado escuchando mi voz 13 horas y 15 minutos hasta hoy.

Si te atreves a descubrir un golpe duro de realidad. Puedes entrar en esta web, http://tiii.me/ y busca todas las series, documentales y programas de TV que has visto e indica las temporadas. Tiene una gran base de datos y con contenidos de todos los paises y medios. Desde plataformas digitales hasta cadenas de TV tradicionales.

No seré yo quién demonice el consumo de estos contenidos. Pero al igual que se advierte con las bebidas alcoholicas, con el tabaco, los juegos de azar, etc.. Debería recordarse que se debe hacer con cierta moderación. De lo contrario, habrá personas que apenas hagan otra cosa en su vida que trabajar, comer, domir y ver series. Y lo que es peor a perder aspiraciones, motivaciones y ambiciones. Perder la capacidad de imaginar, pensar de forma no lineal, trabajar las áreas del cerebro de la creatividad. Incluso el tiempo de hacer cosas nuevas, todo el tiempo invertido en ver la vida de forma pasiva en lugar de vivirla intensamente en primera persona.

Extrapolando al conjunto de la población, seremos una sociedad más plana, apática, menos diversa, sin capacidad creativa y en definitiva más pobre en muchos sentidos. En contra de un pequeño grupo que son los creadores de contenidos y “controladores” de este grupo de zombies. Por eso te invito desde aquí a que hagas tu propia historia. Si te interesa, ahora mismo estoy llevando de forma paralela un proyecto llamado Asignaturas pendientes. Dicho proyecto descubrirás de que se trata cuando esté acabado. Ahora mismo solo estamos compartiendo el proceso creativo de como contar una historia y todo lo que conlleva. ¿Tienes curiosidad? No te pierdas la fanpage que hemos abierto para el proyecto. (Ver Fanpage)