Pensamiento lateral, tu propio camino

La vida solo es un trayecto entre dos puntos que no podemos cambiar, pero el trayecto, solo y exclusivamente depende de nosotros mismos.

Camino creativo, Anes Ortigosa, Creatividad, Innovación

Camino creativo by Anes Ortigosa

El pensamiento lateral, si eres seguidor/a de este blog, ya sabes que sirve para infinidad de cosas, mejor dicho, se puede aplicar a multitud de cosas, porque el fin no es tan amplio. El pensamiento lateral te lleva a obtener varias opciones para alcanzar el objetivo propuesto.

La creatividad aplicada lo que hace es mostrar o desarrollar los diferentes caminos que se pueden recorrer para llegar a ese objetivo.

Te descubre nuevas rutas. ¿Hay caminos mejor que otros? Eso ya no lo dice la creatividad, ni el pensamiento lateral, ni nada por el estilo, porque que un camino sea mejor que otro depende directamente de la persona que lo tiene que recorrer.

Vamos a ver un pequeño ejemplo de cómo aplicarlo. Pongamos que uno de tus objetivos en la vida es aparecer en la prestigiosa revista Forbes. Puede parecer un reto complicado, pero tras un rato de pensamientos se pueden encontrar varios caminos de llegar. A continuación tienes varias rutas para llegar a tu destino según el GPS que es el pensamiento lateral.

Opción 1: Empezar por convertirme en profesional especialista en alguno de los campos en los que afectan a la revista Forbes en sí misma. O sea periodismo, comunicación, publicidad, diseño gráfico, fotografía, etc. Esperar a que requieran de alguno de estos servicios, contactar y mostrarles lo que sé hacer, que la persona oportuna crea y confíe en lo que le muestro y terminar trabajando en Forbes. Con esto, seguramente en algún lugar escondido de la revista saldrá mi nombre. Objetivo cumplido.

Opción 2: Esta se fundamenta en el mercadeo, el intercambio económico por servicios. Hablo de contratarles alguno de los espacios de publicidad con los que cuenta la revista. Es cuestión de dinero. Pagar lo que pidan y hacer una bonita imagen con mi nombre y lo que quiera añadir. Así volvemos a cumplir el objetivo.

Opción 3: Una de las maneras más conocidas. La revista Forbes se caracteriza por una cosa muy concreta. Su gusto por hacer listas y ranking. El más famoso de ellos es el de personas más ricas del planeta. Esta opción pasa por conseguir entrar en esa lista. Ya sea por grandes negocios, por juegos de azar, por herencias, por suerte, incluso por actividades no muy legales, el secreto está en amasar una gran fortuna. Solamente se necesita eso para que te tengan en cuenta en la lista y conseguir el objetivo. Aparecer en la revista Forbes.

Opción 4: Conseguir destacar en alguna disciplina por algún hecho memorable o curioso dentro de tu ámbito y que ese hecho tenga algún tipo de repercusión en el mundo empresarial. Ya sea porque estas generando grandes movimientos de dinero, porque has logrado cambiar el paradigma de algún sector, porque has creado un nuevo modelo de negocio, porque eres capaz de inspirar a otras personas, quizás porque te has convertido en una persona con gran capacidad de influencia en las demás, porque cuando todo el mundo dice negro tú dices blanco. Un sinfín de opciones, ¿vale? Al final tienes que destacar por algo. En ese momento alguna persona de la revista, redactores o jefes, se fijaran en ti y en lo que haces, a partir de ahí escribirán sobre ti. Ya hemos llegado a la meta.

Como he dicho al principio, el pensamiento lateral te ofrece varios caminos para llegar a tu destino, en este caso he puesto 4, seguramente no sean los únicos, ni tampoco son los más fáciles o más complicados. A cada persona le parecerá más acertado o más sencillo conseguirlo por medio de una de las opciones. Y es totalmente válido, porque lo que se busca es el resultado, no el procedimiento. Esto es lo que hace la creatividad y lo que durante mucho tiempo no hemos valorado lo suficiente. El poder llegar al resultado por el procedimiento que más nos convenga.