Tipos de personas creativas

Partimos de la base de que todos somos personas creativas, todo el mundo es creativo.

Tipos de personas creativas

coffeebeanworks (pixabay)

Como es lógico hay niveles más altos y niveles más bajos de creatividad en cada persona. Pero según mi experiencia, en realidad sólo hay dos tipos de personas creativas.
El primer tipo de personas creativas es gente a la que ayudó dándoles las herramientas para poder sistematizar su creatividad. Esto es, son personas que de forma natural trabajan la creatividad, su mente funciona de forma creativa. Su principal problema es que no saben encauzar esa creatividad para que sea productiva. No saben manejar toda la potencia sin control que tienen en su interior.
El otro tipo de personas creativas a las que ayudo, son aquellas a las que les ofrezco y enseño un sistema de generación de creatividad. Aquí es donde se encuentra toda esa gente que dice que no son personas creativas. (Te recomiendo leer esta hoja del cuaderno) En realidad sí lo son, lo que sucede es que no son conscientes de que su lado creativo sigue ahí. Este grupo de personas son mas cuadriculadas en sus planteamientos. Por ello necesitan un sistema para que su mente genere creatividad. Son personas con pensamientos lineales, que siempre sigue las normas y que siguen paso por paso los protocolos.
Si me preguntáis cuál de los dos perfiles es mejor, mi respuesta es que depende. Cada cual tiene sus ventajas y sus inconvenientes, como todo en esta vida.

El primer grupo de personas creativas, la ventaja que tienen es muy obvia, saben que son creativos. Justamente su inconveniente es que no suelen saber aplicar esa creatividad. Su punto débil es poder salvar la distancia entre el mundo “loco” y el mundo “real”.

En el segundo grupo de personas creativas, su inconveniente más fuerte es su problema de confianza y seguridad en su capacidad creativa. Esto se puede compensar con la ventaja que tienen. Una vez que sepan como manejar y recurrir a su creatividad, son capaces de llegar a resultados viables y útiles a unas velocidades increíbles. Su capacidad de aplicación de pensamiento creativo es óptima.

Si juntamos a personas creativas de ambos grupos para que trabajen en una misma dirección y con una sola finalidad el resultado puede ser el siguiente.

Un equipo equilibrado y multidisciplinar de personas creativas.

Personas aprovechando sinergias internas y sacando el máximo potencial de la capacidad colectiva. Las personas creativas del primer grupo, pueden hacerse fuertes ocupándose o llevando el peso de la fase de generación de ideas y propuestas. Mientras que las personas del segundo grupo pueden apoyar y hacerse cargo de los desarrollos creativos, madurar y hacer crecer las ideas.

Si tienes que trabajarlo a nivel individual y eres del segundo grupo de tipos de personas creativas, lo primero que debes hacer es olvidarte de que no eres una persona creativa. Hecho esto, lo siguiente es ponerte manos a la obra para rescatar esta capacidad. En este caso, una forma más o menos fácil de empezar es ir a ideas absurdas o imposibles. Cuando tengas varias ideas de este tipo, entonces tu trabajo es mucho más fácil. Tienes que hacer lo que haces siempre, organizarte y darle coherencia y realidad a esas ideas absurdas.

Si por el contrario estás en el otro supuesto de los tipos de personas creativas, después de tener todas las ideas creativas, ahora toca lo complicado. Aquí deberás ir paso a paso y con calma. Vamos a hacer un listado de tareas o un desglose de la idea principal. Divide la idea principal en las posibles fases o acciones que deberías hacer para llegar a realizar en la práctica tu idea. Por cada fase o acción, deberás completar una serie de preguntas o hitos. No uses más de 100 palabras para hacer una pequeña descripción.

Y las preguntas a “contestar” son: ¿qué es esa fase?, ¿para qué sirve dentro del general?, y por último y lo más importante, ¿qué necesitas para llevar a cabo esa parte? Si por lo que fuera, saliera algo complejo de hacer o explicar, entonces divide esa fase o sección porque aun es demasiado grande.

Luego solo tienes que ir punto por punto realizándolo. Tómalo como pequeños ejercicios o desafíos. A medida que vayas haciendo más, verás que vas adquiriendo práctica en ver con perspectiva las ideas creativas y te verás con capacidad de transformarlas en algo real. Al final tendrás desarrolladas las capacidades de los 2 tipos de personas creativas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *