Portada » Tipos de curiosidad

Tipos de curiosidad

La creatividad entre los muchos combustibles que usa, uno de ellos es la curiosidad. Una mente curiosa, es muy probable que también tenga un alto componente de creatividad.

Teclado de portatil con letra E desmontada. Tipos de curiosidad.

Me atrevo a decir que existen varios niveles de curiosidad. Por un lado está la curiosidad que podríamos apellidar intrinseca. Esta curiosidad creo que es la más abundante. Es esa curiosidad natural que todas las personas tenemos y nos lleva a preguntarnos cosas, explorar o descubrir por nuestros propios medios. Es irremediable y no la podemos controlar, nos sale del interior del cuerpo sin más explicación.

Otro tipo de curiosidad, sería la que sirve de ilustración para esta hoja del cuaderno del creativo. Es una curiosidad reactiva. En la imagen totalmente casera e improvisada, os muestro mi propio ordendador desde el que hago todo y principalmente escribo todas las cosas. Casualmente tiene la tecla de la letra E rota. No es rota, es que se ha aflojado el enganche y se ha soltado mientras lo usaba. ¿Si te ocurriera a ti, qué sería lo primero que te preguntarias? ¿Cuál sería tu primera reacción? Seguramente la curiosidad te llevaría a examinar que ha ocurrido y si se puede reparar de forma sencilla. Volviendo a encajar la pieza en su lugar. A mi también me ha ocurrido. Es precisamente lo que he hecho.

Lo bueno y lo que considero que es el punto distintivo a nivel creativo y de curiosidad reactiva es que me he preguntado, ¿Por qué la letra E y no otra? A los pocos segundos, me ha venido a la mente la respuesta. No recuerdo donde exactamente, pero muy posiblemente haya sido en algún concurso de preguntas de cultura general, he recordado la anécdota o dato curioso de que en el idioma español, la letra que más se repite o usa es precisamente la letra E. Ahora todo tiene algo más de sentido. Si una tecla del teclado está diseñada para ser pulsada 1 millón de veces, la letra E, es la más probable que sea la primera en llegar a ese valor.

Dentro de los tipos de curiosidad que creo que existen, está una tercera curiosidad que es la que yo la denomino, curiosidad proactiva. Esta curiosidad es la que surge de nosotros mismos. Es cuando por iniciativa propia, buscas respuestas a preguntas. Ya sean preguntas que tú mismo/a te haces o sean preguntas que te encuentras o te realiza alguien. Una vez más el poder de las preguntas se hace presente para temas creativos. (Leer hoja 90 sobre el poder de las preguntas)

La mezcla de estos tres tipos de curiosidad es uno de los combustibles de la creatividad.

La creatividad se alimenta de distintas fuentes. Para mi, y a nivel personal, creo que una de las más importantes es esta. La curiosidad, la mezcla que conforman los 3 tipos de curiosidad. Ya que aporta varias acciones positivas a nivel creativo.

Por un lado, promueve y hace se pongan en marcha preguntas. Especialmente la curiosidad proactiva y la reactiva. A su vez, la curiosidad genera una fuente de adquisición de conocimientos y datos. Un punto que añade un componente importante a la creatividad, conceptos y definiciones. A partir de estos es cuando la mente puede intentar conectar unas cosas con otras y distorsionar (en el buen sentido) estos conceptos y definiciones. Así es como la creatividad se activa y ofrece resultados. Cuando más conceptos y definiciones conozcamos, más opciones tiene la creatividad para generar nuevas propuestas.

Otra cosa que me gustaría comentar a cerca de la curiosidad y sus tipos, es que todas las personas tenemos un punto de curiosidad. No obstante, lo que diferencia a unas personas de otras, al menos en mi opinión, es la cantidad que representa cada tipo de curiosidad aquí mencionadas. En parte eso hace que haya gente más curiosa y gente menos curiosa. Por todo lo comentado aquí sobre como afecta los tipos de curiosidad a la creatividad, os pido que nunca dejéis pasar la oportunidad de investigar algo cada día.