Test VS creatividad

Los test son una forma de conocer datos de las personas y opiniones acerca de algún tema. Otras de sus utilidades es la de evaluar los conocimientos. Por lo general este tipo de pruebas se diseñan siguiendo ciertos criterios y patrones innatos del ser humano.

Esto hace que siendo una persona observadora y con algo de ingenio puedas sacarle más rendimiento con menos esfuerzo.

Test VS creatividad

no more test by Timlewisnm (flickr)

Si hablamos en términos de creatividad, lo que estamos realizando es buscando caminos alternativos para llegar hasta el punto de destino que nos piden, superar dicha prueba. A continuación tienes una pequeña serie de tips y “puntos en común” que tienen la mayoría de test. No todos los test tienen que cumplir todas las condiciones, ni todas las condiciones se tienen que dar a la vez. Esto es simplemente un listado de lo más usual. Para las personas más perspicaces esto es simplemente una información curiosa extraída de la experiencia de haber realizado muchas de estas pruebas y que comparto. Como digo en muchas ocasiones, lo peligroso es el uso que se haga de las cosas, no el objeto en sí. Un cuchillo es una herramienta o un arma según la persona que lo use y con que fines.

Ahora los secretos al descubierto:

– La respuesta correcta es la más larga. En las clásicas preguntas donde las opciones de respuesta son frases tipo desarrollo, por lo general la más larga es la correcta.

juega al descarte. En muchas ocasiones es más fácil responder correctamente quitando las opciones que sabemos que no son. En el caso de tener dudas entre varias, por cada una que descartes estas aumentando la probabilidad de acierto si decides responder al azar.

– Para la mente humana el concepto aleatorio y uniformemente repartido van de la mano. Esto también se aplica para el patrón de respuesta. Es muy raro que un modelo de respuestas se centre solo en una de las opciones. (a  excepción de los test autoevaluables tipo revista Cosmopolitan) Generalmente estará uniformemente repartido entre todas las opciones. A modo de big data se puede usar este patrón cotejándolo con otro tipo de detalles para aumentar la probabilidad de escoger la opción correcta sin saber a priori cual es.

Usar las matemáticas. Entender la fórmula que sigue la valoración de las respuestas es crucial. A lo largo de mi carrera, he visto como mucha gente que podría superar la prueba, ha terminado por caer solamente por no entender el funcionamiento interno del test. Habitualmente te dicen que para superar el test es necesario tener bien un número X de respuestas correctas. Luego las erróneas y las mal contestadas o restan o no puntúan. Teniendo esto claro, es el punto donde hay que sacar la calculadora, si con las que tienes seguras y haciendo las cuenta pertinentes has superado ese punto, no caigas en el error de “jugarte” el responder cosas que no sabes y que ese balance se desajuste a tu contra.

En río revuelto ganancia de pescadores. Esta frase es muy ilustrativa en los test. Cuantas más preguntas tenga un test, más “ganancia” le puedes sacar. Cuando tengas dudas en alguna cuestión, haz un repaso rápido al resto de preguntas que te hacen. Si te preguntan sobre el mismo tema, las respuestas también lo serán. Apóyate en esa información para resolver tu duda. Una prueba tipo test lo bueno que tiene es que te aporta información y datos acerca de lo que te preguntan. Ve el conjunto y no solo las preguntas.

Apunta y dispara, así Billy el niño llegó a ser leyenda. Seguramente la prueba esté estimada para que tengas unos 30 segundos por pregunta. Así que lee y responde. Si no lo tienes claro a la primera, automáticamente salta a la siguiente, tu arma es contestar seguras el máximo número posible. Cuando llegues al final, le puedes dar una segunda vuelta, centrándote en las que no has respondido. Si lo has hecho bien seguramente te sobren unos minutos para poder pensar más fríamente las que tenías dudas y no verte presionado/a por el tiempo. Consigue que el reloj pase de enemigo a aliado.

“Siente, no pienses, usa tu instinto” Esta frase de Qui-Gon Jinn al joven Anakin Skywalker también es para ti cuando estés frente a un test. La formación en gran medida se basa en transmitir unos conocimientos que terminan siendo memorizados por los alumnos. Por lo que la forma de estudiar que hemos tenido todos es repetir una y otra vez la información que nos han dado. En este caso, es cuando ante la duda deja que sea tu instinto el que responda. Si tu de forma consciente no recuerdas las opción correcta es posible que tu subconsciente si lo recuerde y es lo que te está intentando decir. Esta técnica puede resultar útil excepto si en el test lo que están buscando es que reflexiones, analices o tengas que aplicar conocimientos adquiridos para poder optar por la solución más óptima a la incógnita planteada.

Estas son algunas de las técnicas que se pueden aplicar para optimizar los resultados en pruebas tipo de test. Aunque la mejor técnica que existe es el propio conocimiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *