Portada » Publicidad de la publicidad

Publicidad de la publicidad


Esta hoja es para hablaros de un tipo publicidad que a nivel creativo considero bastante acertada. Al margen de la hoja y opinión que compartí en la hoja 173 obre nuevas ideas para publicidad. (leer) No lo tenía previsto hacer porque quería cogerme unas vacaciones, pero me ha parecido tan curioso, que antes de que se pase lo quería compartir. Ojalá se convierta en la nueva tendencia y comience a hacerse más popular.

Por un lado, porque aun siendo publicidad, se acerca más a unos valores que yo considero positivos y que hoy en día son casi inexistentes. No son anuncios o publicidades machacones que solo te recuerdan (y fuerzan) a que tienes que comprar una marca porque son ellos. Aportan algo más.

En los casos que voy a comentar, creo que es publicdad que trabajando otras áreas como el apoyo a la cultura o siendo discretos (no pesados) con el mensaje de vender, consiguen mucho más branding y por extensión simpatía de los consumidores. Acción que en el medio-largo plazo serán ventas.

Creo que ya los he puesto alguna vez de ejemplo. Son la gente de la cerveza Estrella Damm.

Por si no os suena su anuncio, son los que últimanente, en verano, se dedican a hacer un corto basado en su filosofía sobre lo que es “Mediterráneamente”. En este 2021 es el anuncio de una chica que está en una cala y aparece Mario Casas (interpretándose así mismo) pero ella se enamora de un anónimo que está limpiando de plásticos la orilla. En realidad todo es una obra de teatro. (vídeo superior)

A parte de lo bueno o malo que pueda ser el corto, quiero destacar que los anuncios que ha hecho la marca de cervezas, estaban más enfocados a decir que ya estaba disponible el corto completo (el mensaje principal) a puramente vender su cerveza y marca (mensaje secundario)

Pero la publicidad de la publicidad no acaba en esto. Por supuesto que hay alguno caso similar más. En cambio antes de pasar a otros ejemplos, no quiero dejar de comentar, que a la vez que el corto, también promocionan a músicos emergentes usando sus canciones para los anuncios. Los suben a plataformas como Spotify o Youtube nombrada como el titulo de la canción y la coletilla de “Anuncio de MARCA”. Por ejemplo en este último caso es Rigoberta Bandini – A ver qué pasa.

Esto de las canciones para anuncios tiene una línea de trabajo creativo muy especial. Hablo por ejemplo de la campaña del extra de verano de la ONCE. Donde en este 2021 (y en otros años) se han creado una letra propia para sus anuncios. Seguramente no recuerdes muy bien el anuncio aunque es un clásico que siempre graban en Benidorm. Como decía en el caso anterior, tiene su punto positivo por generar “arte” (la canción) aunque sea solo el corte del sopt.

Esto de las canciones de marca, se puede llevar un paso más para hacerse publicidad y hacer publicidad de la publicidad. Esto lo ha conseguido o lo ha hecho el teleoperador low cost, LOWI. Aunque es una canción para resaltar sus tarifas y ofertas, han compuesto un tema de estilo reggeaton a medida para ellos mismos. Lo han llamado “La gigadera”. Sus anuncios en televisión e internet, no son otra cosa que una publicidad de que su cancion completa está disponible en Spotify. (Escuchar desde Spotify) Subida por un perfil propio de LOWI.

¿Os suena este movimiento al de Estrella Damm? Exactamente es el mismo movimiento. Crear un producto cultural, en este caso una canción, para que si a la gente le gusta y lo viraliza por el contenido en sí, realmente están consiguiendo branding de forma orgánica y cayendo bien a la gente. Hacerse publicidad de una forma muy sutil y amigable. No van directos a la venta del producto o servicio.

Como ya he dicho antes, a nivel creativo voy a tope con todas estas campañas de publicidad. Aportan algo más que comunicar sus ofertas y productos. Además nos guste o no, están generando un apoyo a las industrias culturales y creativas imporantes. Alimentar el consumo de cultura gracias a estos productos también es una forma de publicidad de la publicidad. No me extrañaría ver que estas empresas y las agencias que crean las campañas, terminen por apuntarse algún tanto en la línea de la responsabilidad social corporativa o de ser más sociales o comprometidas en algún sentido con la sociedad y el apoyo de la cultura. Pero tendrian todo el derecho del mundo.

Como he dicho al principio, ojalá esta línea de publicidad de la publicidad se imponga y comencemos a ver anuncios menos agresivos y con un mensaje y valores más positivos.