Saltar al contenido
Portada » Presión creativa

Presión creativa

Esta hoja está hecha en el último momento, justamente por la presión creativa que es de lo que os voy a hablar.

Toma tu tiempo by Josué Goge (flickr)

Ha sido tan rápida y está tan recién hecha que no sé cuanto de fundamento real puede tener. Así que os hablo 100% desde mi experiencia personal vivida.

Después de un tiempo de desconexión del podcast del cuarderno y de otras cosas por prescripción santiaria, poco a poco voy recuperando la hiperactividad y la gestión de productividad en su máxima expresión. A nivel creativo también va surgiendo.

Ya hablé en otra hoja sobre la importancia de tener un equilibrio y fuerza mental para poder gestionar la creatividad y poder enfrentar las críticas y la incertidumbre que esta genera. Incluso para crear, también se necesita ese equilibrio para que todo funcione y surjan ideas y conceptos de calidad. Después de forzar la máquina con la presión creativa, he tenido que relajar y desconectar. Más bien salir de una espiral algo insana.

No he podido buscar el razonamiento en el que se sustenta porque voy contrarreloj. Se me ha ocurrido esta idea y quería comenzar el año con ella. Porque seguro que todos estamos con la lista de propósitos y creo que este aprendizaje puede ser de utilidad.

Mi propuesta es que te hagas la lista de propósitos tan larga como quieras y al final añadas más cosas. La presión creativa hará el resto, siempre y cuando sean cosas que necesitan de tu parte creativa. Eso si, tendrás que asumir que vas a sacrificar cosas de esa lista. Algunos de los hitos no los vas a completar nunca. Es el coste que tiene realizar el resto.

Yo llamo presión creativa a eso que ocurre que cuando más activo y ocupado estás haciendo cosas, más ideas se te ocurren para hacer. Creo que no es una sensación nueva ni que solo tenga yo. Para mi, es como que una vez que está la maquinaría en marcha, la inercia hace el resto. Se autoalimenta y saltándose las leyes de la termodinámica, tenemos una máquina infinita.

En realidad no es tan infinita, lo siento. Cuando se alcanza un rendimiento tan alto, solo se puede mantener por un tiempo. Después el cuerpo y la mente, tiene y te pide descansar. Por ejemplo este mismo cuaderno, aunque publique cada 15 días nuevas hojas, en realidad añado varias de golpe cada x tiempo. Y van en lista de espera o programación. Ahora mismo creo que salvo esta, el resto que hay próximas a publicar, son de hace unos 9 meses.

Como decía, la presión creativa funciona de forma puntual, si lo intentas estirar y caes en ese error que yo he caido, las consecuencias son dificiles. El cuello de botella está en que realizar o implementar esas ideas, consume un tiempo. Tiempo que generalmente no está dentro de lo que tienes previsto o de lo que tu mente es capaz de asumir. Yo lo llamo ir sobrerevolucionado. Tienes más ideas y propuestas de las que eres capaz de realizar. Realmente aunque un día tenga 24 horas no le puedes dedicar 24 horas. Necesitamos, dormir, alimentarnos, etc..

Por esto, vuelvo a la lista de propósitos. Crear una lista muy extensa, en mi caso, genera esa presión de tener que ir con más concentración y tensión. Que produce una sobreproducción. Si tuviera más tiempo para hacer cosas, seguramente no haría tantas cosas. ¿Es estrés? Quizás, pero en mi caso no me afecta porque asumo que de la lista de cosas, haré todas las que pueda, pero irremediablemente otras morian siendo una línea en la lista de tareas pendientes. Y por supuesto, establezco límites horarios. Por lo general, para gestionar esto, viene bien tener una matriz de urgente-importante. (Más info) Otra herramienta o criterio que me pongo personalmente es aceptar que las cosas para salir rápido van a tener imperfecciones (decontenting, que ya os explicaré que es en entradas futuras) y que para salir perfectas no van a ser rápidas.

Y la más importante de todas, que la presión creativa es una herramienta más. No es un estado natural, no se puede mantener en el tiempo. No puedes hacer 2 millones de cosas por el placer de hacer más y ser eficiente. Si estas en esa situación de forma continuada, el problema está más atrás. En la planificación. No se está haciendo de forma correcta. Si construir un edificio requiere 1000 horas de trabajo, una persona lo hará en 1000 horas, pero si tuvieras 1000 personas, no serían capaces de construirlo en 1 hora.