Películas y libros con innovaciones

Cuando eres una persona creativa, no solo miras al futuro con ilusión y deseando saber que nos deparará. También tienes ese gusanillo de saber si otras mentes creativas y privilegiadas han acertado en sus proyecciones de futuro.

innovación, creatividad, películas y libros, ciencia-ficción

Cultura by Marco Monetti (flickr)

Aquí entra el mundo del cine y la literatura. Más que nada porque es la forma más cómoda de ver materializados esas ideas y previsiones de futuro. No hay más innovación y creatividad que hacer un ejercicio más o menos serio de como será el futuro próximo. En esto hay que valorar en gran medida esas mentes que a veces sin tener grandes conocimientos técnicos son capaces de anticipar lo que puede ocurrir. Hablo de escritores de ciencia-ficción, guionistas, directores de cine, etc…

Por supuesto, hay que hablar de la otra cara de la moneda. Algo que no siempre está claro. ¿Cuántas veces un invento o un descubrimiento no ha nacido a partir de una obra de ciencia-ficción? Esto es difícil de concretar. Realmente las dos opciones se necesitan mutuamente. Las diferentes manifestaciones de historias de ciencia-ficción no son más que catalizadores de creatividad para la gente que tiene en su mano poder llevar a cabo esas ideas locas.

A continuación voy a compartir algunos de estos ejemplos.

2001: Una odisea en el espacio” de Stanley Kubrick, película de ciencia-ficción donde las haya, estrenada en cines en 1968 La historia se desarrolla en el futuro próximo de ese momento (pasado para nosotros ahora) y ahí se pueden observar grandes inventos descabellados en ese momento, pero que hoy en día todos tenemos muy cerca. El que más repercusión a tenido por una lucha de patentes es el concepto tablet-Ipad. En una de las muchas batallas legales de Samsung y Apple, Samung ha sido la que se dio cuenta de que las tablet-ipad ya estaban inventadas. De hecho, sobre agosto de 2011 salió en muchos medios de comunicación que Samsung había aportado fragmentos de la película como prueba de que no es una idea de Apple, ya que aparece un dispositivo similar en la cinta de Kubrick. (Noticia y vídeo)

En este caso la predicción no ha ido muy errada, apenas 10 años. Mención especial hablar del tema de las estaciones espaciales y de la parte donde el hombre “habita” la Luna. Justamente siendo estrenada la película un año antes de que ocurriera el paseo lunar de Neil Armstrong.

 

Demolition Man” Película protagonizada por Sylvester Stallone, Wesley Snipe y Sandra Bullock. Los tres haciendo personajes en los que están tan encasillados desde entonces. Estrenada en 1993, su historia se desarrolla en 1996 y posteriormente en 2032. La trama es acción y comedia a partes iguales. Por resumir sin hacer spoiler, Wesley Snipe es el malo, Stallone el bueno salvador, y Sandra Bullock hace de chica enamorada del bueno. La gracia está en el momento que pasan al futuro, donde viven en una sociedad utópica idealizada donde todo es tremendamente civilizado, educado y ambiente de bienestar. Luego tiene algunos puntos negros y existen disidentes como en todo. Lo cierto es que tienen detalles muy buenos. Por ejemplo los coches con navegador e “Internet” casi casi como los que podemos comprar ahora o seguramente lo que habrá en 2032. Además de esto, tiene grandes toques de humor donde por ejemplo, cuando están en el 2032 Stallone descubre que Arnold Schwarzenegger llegó a ser presidente. No iban muy desencaminado porque 10 años después de que esta película saliera a luz pública, Arnold se convirtió en “Goberneitor” de California.

Estas películas si se visionan en detalle se pueden descubrir más propuestas de futuro que podemos ver hoy en día, otras muchas que todavía tardaremos un tiempo en ver y otras más que a día de hoy estamos lejos de conseguir. Pero eso es la innovación, la creatividad y sobre todo hacer apuestas de futuro. Acertar 1 por cada más de 15 o 20 que equivocas.

Ahora vamos a la literatura, sin duda Julio Verne y sus “Veinte mil leguas de viaje submarino” Aquí a nivel “tecnológico” hay ciertos puntos en los que es complicado hablar. Porque se desarrollan muy en paralelo y es difícil decir que fue huevo y que fue la gallina. El libro se publica en 1870. En él se narran las aventuras que vive un biólogo y su equipo que son capturados por el afamado capitán Nemo a bordo de su extraordinaria y secreta nave submarina, el Nautilus. Centrémonos en el Nautilus, un submarino de gran capacidad de motorización eléctrica. Además de una gran capacidad de inmersión.

ciudad de la cultura, películas y libros, innovación, ciencia-ficción, creatividad

Cidade da cultura by Nacho Pintos (flickr)

En esa época ya existían submarinos, pero nada comparables a la obra de ingeniería que proponía Julio Verne en su libro. Hasta que un Español llamado Isaac Peral, en 1885 comienza a desarrollar el submarino peral que será botado en 1888 y que marcará el desarrollo de la navegación submarina. Isaac Peral crea un submarino de gran capacidad con alimentación eléctrica.

Personalmente creo que Julio Verne podría destacar no solo por el resto de inventos que propuso en su libro, sino por como sin tener la opción de explorar el fondo marino fue capaz de describir y detallar con tanto nivel los paisajes marinos y las diferentes criaturas que lo habitan.

Esta entrada se podría hacer eterna, incluso se puede llegar a hacer un libro solo y exclusivamente hablando de este tema y cotejando estos datos. Pero no quiero terminarla sin una mención especial. Hay veces que las personas que escriben, crean y desarrollan estas historias, no proceden del mundo de las letras. Sino que son mentes brillantes de la ciencia que por algún motivo terminan creando historias. Y a veces usan la excusa de sus historias para crear ciencia, innovación y casi descubrimientos. Hablo de un hecho que se hizo viral sobre la serie de Los Simpson, allá por el 1998, Homer Simpson estuvo a punto de descubrir el Bosón de Higgs, que fue descubierto posteriormente en 2012. Realmente fue una “frikada” más del equipo de guión de Los Simpsons que cuentan con varios científicos. (ver noticia y justificación)

A esto se le puede añadir por ejemplo la iluminación de creer que Donald Trump llegaría a ser Presidente e incluso clavar a la perfección, su bajada por unas escaleras mecánicas en plena campaña.

Moraleja: No dejes de ser una persona creativa y de alimentar tus “locuras”. Puede que hoy solo sea algo disparatado que ha creado tu mente, pero mañana, mañana puede ser una realidad que todo el mundo acepte y vea como algo normal. Sino que se lo pregunten a Nikola Tesla.

Bonus track: El smartwatch podemos decir que se ideó en Estados Unidos, pero no en la fecha que todos creemos, en realidad fue en la década de los años 30. (1930) y fue gracias al cómic, concretamente a las historias de Dick Tracy.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *