Marca Personal

Estamos en la era de la marca personal, si no tienes tu propia marca no eres nadie, ni eres cool.

tu marca personal

Incluso en algunos sitios te dirían que estas desactualizado/a y que tienes que reinventarte con tu propia marca personal.

La realidad es que se puede vivir sin tener marca personal en el mundo digital. De hecho aunque no lo creas, la mayoría de las personas no tienen desarrollada su marca personal. Me arriesgaría a decir que es probable que tu que lees estas líneas tampoco la tengas. Pero se puede rizar más el rizo, si buscas por Internet descubrirás que de los grandes CEOs (directores y administradores) de las grandes corporaciones un 70% no están presente en ninguna red social. Este dato pasas muchas veces desapercibido, las personas que realmente tienen responsabilidades en la marcha del mundo y son altamente influenciadores en temas serios con sus actos y palabras, no se prodigan en las redes sociales, y de los pocos que lo hacen, muchos lo usan de forma personal.

¿Sigues pensando que se necesita una marca personal? ¿Que es necesario gritar a los cuatro vientos tus hazañas laborales? Si sigues opinando lo mismo que antes de comenzar a leer esta entrada, enhorabuena. Eres una persona auténtica, con criterio y poco influenciable. Precisamente cualidades muy importantes y necesarias si quieres crear una marca personal.

Como todo lo que se pone de moda o se convierte en tendencia con tirón, salen “expertos” por todos sitios, personas que de la noche a la mañana son unos gurús del tema. ¡Ojo, cuidado! Que existen gurús y algunos muy buenos en este tema, pero existen aún más que se dejan llevar por la corriente.

Yo no puedo hablar de este tema ni dar consejos extraordinarios para que tu consigas tener una marca personal sólida. Ya me cuesta intentar sacar la mía como para gestionar la de terceros y encima sin conoceros. Yo solo soy experto en creatividad, aplicarla a otras cosas y en ayudar a exprimir la creatividad de otros. En eso sí me considero bueno.

Lo que sí puedo hacer entorno a la marca personal, es comentar y dejar abiertas al aire mis reflexiones personales. En este caso creo que es muy ilustrador una anécdota de Charles Chaplin que da una valiosa enseñanza sobre “marca personal”.

En San Francisco, mientras él se encontraba en la ciudad, se celebraba un concurso de imitadores de “Charlot” le pareció gracioso e interesante presentarse como imitador de su propio personaje. El resultado fue que no consiguió ni clasificar para la final. [Anécdota completa]

Algo así puede ocurrir con las marcas personales, si modelas una marca personal que no se corresponde realmente contigo, no será auténtica. Si haces lo mismo que otros o eres “fabricado” en serie, no tienes nada que te diferencie, serás una marca personal blanca. No todo el mundo sirve para tener marca personal. La creatividad puede ayudar a diferenciarte, pero solo si realmente eres diferente tendrás tirón.