Lo que significa gratis realmente

Gratis por tiempo limitado, componente creativo, Anes Ortigosa

Personalmente me llama mucho la atención la concepción que existe entorno a los servicios “gratis”. Pienso que nada es gratis en esta vida, todo esconde algún tipo de motivo. No hay que olvidar que todo tiene un coste.

El concepto gratis a mi me gusta decir que es un eufemismo de la expresión “acepto pago en especies”. No todo se mercadea con intercambio económico. De hecho hay muchas cosas que realmente tienen más valor o interés para una persona o empresa que el propio dinero.

El dinero es una forma de medir el intercambio de productos o servicios para que parezca igualitario o equitativo un trato o acuerdo. Para que nadie se sienta atacado, pondré como ejemplo Componente Creativo, en concreto el hecho de tener este blog abierto y escribir en él información y cosas que en ocasiones uso en algunos de los servicios que presto. ¿Por qué está gratuita esta información, cuando realmente en otras ocasiones cobro? La respuesta es simplemente, es lo que he comentado anteriormente. Estoy cobrando toda la información que está aquí, solo que en esta ocasión no es de forma directa. Pero lo que de verdad me aporta beneficios es que leas lo que hago o como al resto de blogs, que te suscribas en el recuadro rojo de aquí al lado 😉 Es una forma de mostrar el trabajo que puedo hacer. Conociendo lo que hago es probable que en algún momento lo hables entre tus contactos, de esos, alguno entrará y mirará y a su vez lo comentará después y en uno de esos nexos, llegará alguien que requiere de creatividad para mejorar y contactará con nosotros para que trabajemos juntos en su solución. Ahí está el final de la cadena. Esa persona desconocida es la que paga el coste de que tu leas esto gratis.

En una primera instancia estoy invirtiendo en promoción pero con una estrategia de largo plazo y donde el coste es el tiempo que le dedicamos para crear todo el contenido. Otras personas en lugar de hacer esto prefieren contratar campañas de Adwords.

Como sabrás ya, estamos en la era de la información y no es por el avance de Internet, es porque precisamente la información es el activo más poderoso y por consiguiente caro que puedes tener.

Todas las empresas ansían tener información y datos de sus clientes y no clientes para conocerlo más en detalle y ser capaz de ofrecer exactamente lo que buscan. Esto comenzó con la suscripción a “clubs” de determinada empresa, te daban una ficha para que tú rellenaras con tus datos, de ahí se pasó al mismo modelo pero de forma online, luego se ha simplificado y solo se pide el correo electrónico, y ahora se hacen FanPages de Facebook para que con un solo click, puedas volcarle toda tu información. Porque no nos equivoquemos, Facebook no es una red social, es una base de datos de clientes y no clientes gigante y a nivel global.

Pero no quiero quedarme en el lado perverso del concepto “gratis”. Otras acepciones que tiene la palabra gratis en el mundo de lo negocios es por ejemplo, la prueba de prototipos. Quieres conocer cómo funcionará un producto en el mercado, pues haces una pequeña serie de prototipos y lo ofreces gratis a los consumidores a cambio de obtener un feedback para mejorar (volvemos a la información)

Casi al principio de la entrada lo he puesto, el concepto gratis también sirve para promocionar. Es una inversión con miras al futuro.

La palabra gratis es un reclamo sensacional en publicidad, junto con obsequio son dos palabras que atraen dinero. Si regalas un objeto por la compra de otro, terminas vendiendo mucho más del segundo por la gente que quiere probar el primero.

Poco más me queda por añadir a esto, solo recuerda que suscribirse a las novedades que publicamos aquí es GRATIS jejeje.