Las nuevas normas de Internet


Si Internet es un hecho nuevo y en constante mutación y actualización, ¿por qué intentamos controlarlo con leyes de fuera de su propio contexto?

normas de internet

Internet Explorer symbol by Christiaan Colen (flickr)

La innovación requiere siempre más innovación, lo he dicho en multitud de ocasiones. Incluso para legislar hay que usar la innovación. Internet es un nuevo campo de la vida cotidiana. Es un nuevo contexto, una situación nueva no contemplada. Esta es la razón por la que yo propongo aquí una serie de “normas” que pueden utilizarse para regir en la red de redes y que tienen una concepción global. Sin olvidar nunca que están basadas en el uso común y habitual de la gran parte de los internautas, por lo que serian realmente inapreciables en el uso, al menos, en la mayoría de los casos.
Ahora mismo seguro que alguien está pensando que contradictorio o demagogo que soy. Hablo de innovación, creatividad, romper barreras, libertad y ahora quiero “limitar” Internet. Pues tengo respuesta para eso. Realmente no voy a limitar Internet como tal, sino generar unos cauces de su uso que dentro de la libertad individual, se llegue también a proteger tu propia libertad. O como ya comenté en otra hoja de este cuaderno creativo, incluso la innovación necesita de tener leyes y protocolos. (leer aquí) Además yo soy del pensamiento de que las normas son necesarias y se hacen para cumplirlas, otra cosa distinta es que haya leyes que estén mal hechas o necesiten actualizarse o cambiarse.
No voy a hacer aquí todo un reglamento porque sería aburrir a ti como lector, pero si voy a comentar algo que considero interesante a modo de curiosidad y que a poca imaginación que tengas, con esta muestra te puedes hacer una idea de lo que quiero decir.
Yo propongo por entre otras cosas, variar ligeramente el tema de la propiedad intelectual, derechos de uso y etc.. Yo definiría que de entrada, cualquier imagen o contenido que se suba a la red y se comparta de forma pública, sin tener que loguearse, suscripción, pago o similar, estará libre de poder reutilizarse por otro usuario sin fin lucrativo con el simple reconocimiento y atribución a su autor primero. Por supuesto, perseguiría y de ninguna forma estaría permitido el utilizar ese contenido o imagen para suplantar, engañar, difamar o realizar cualquier daño o perjuicio a otra persona o entidad.
Al margen de esto, como es lógico, no desaparecían los derechos que actualmente conocemos como copyright, los contenido o imágenes protegidas para uso público o de terceros sin autorización. Pero para poder ejercer estos derechos, habría que cumplir una serie de requisitos. Muy simples, el más importante consiste básicamente en que ese contenido en cualquier formato que fuera, no debe estar expuesto de forma pública. Si accesible pero no público. Detallo este concepto. Disponible en una página web, pero para poder acceder se requiere un proceso de login o similar.
Creo que lo que propongo es algo que aun siendo ilegal técnicamente, todos hemos hecho en algún momento. Sobretodo con imágenes. Necesitas una foto o dibujo, lo buscas con el buscador, y botón derecho “guardar imagen como…” y listo ya se usa para lo que sea. En realidad, es lo lógico si tienes algo y lo pones para que lo vea mucha gente, porque al final es tu objetivo. Es incompatible con que nadie pueda usar esa imagen. Cuanto más se comparta, más gente lo verá. Como he dicho anteriormente, otra cosa es hacerlo sin reconocer de quién es, o intentar aprovechar esa imagen para sacar dinero a costa de otros o invadir o perjudicar la libertad de otros.
En este caso, la innovación no es más que sentido común. Al menos a mi parecer. Sentido común y ver lo que ya se está realizando y que está aceptado moralmente por la mayoría.

Nuevas velocidades de desarrollo requiere también velocidades de normas y protocolos.

Para sacar el máximo rendimiento a cualquier cosa hay que saber hasta donde se puede llegar. Así, bajo esta premisa nace mi propuesta de crear lo que seria una norma o acuerdos de uso de Internet que recoge y vela para que este tipo de acciones nuevas respeten los derechos y opiniones de todos. Poner algo de coherencia en los actos, porque a veces veo muchas incoherencias en ideas, defensas y formas de actuar de muchas personas en el terreno online respecto a lo que hacen en el mundo offline. Lo que siempre se ha llamado una doble vara de medir. En el fondo, lo digital no es tan diferente a lo analógico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *