La cultura y la innovación

La innovación se basa en la cultura y costumbres de la zona donde se quiera desarrollar.

De hecho, en muchas ocasiones se llama innovación a algo que simplemente es una costumbre que viene de otra zona geográfica. Pero al no verlo de forma habitual y normal, nos resulta una innovación.

Esto es algo que ilustra perfectamente la imagen que acompaña a esta hoja del cuaderno.

Piramides de arena por niños, juegos. Cultura, costumbres, innovación. Anes Ortigosa

Piramides en la playa

Para mucha gente se consideraría innovación hacer una pirámide de arena en la playa, estamos acostumbrados a hacer castillos. En realidad es por nuestra cultura. En Europa venimos y tenemos muy arraigado el tema de los castillos y la etapa Medieval. No solo porque aun existan y se conserven gran cantidad de estos monumentos. Sino porque también muchas de las tradiciones y fiestas populares que se celebran están íntimamente relacionadas con este ambiente. Por ello inconscientemente en la playa cuando jugamos con los niños, les decimos de hacer castillos con la arena. Cierto es que ayuda el cubo con su forma para hacer un torreón. Sin embargo al igual que hacemos castillos, podríamos decir hacer palacios o que jueguen a hacer líneas de nazca en la playa. Y esto creo que nunca se dice.

Aquí viene lo divertido de la innovación. Cambiar la perspectiva y ver como varía la percepción de las cosas. Si cambiáramos de posición geográfica, lo que nos parece algo normal se convierte en algo diferente, raro, novedoso, innovación. Es el hecho de la imagen. La inocencia de los niños hace que para ellos, una playa sea igual en su país de origen que cuando están en otro distinto de vacaciones (turismo) con los padres. Jugar con la arena es igual en todas partes, y ellos simplemente juegan. Aquí les vemos hacer pirámides de arena como la cosa más curiosa y llamativa del mundo, y sin embargo para ellos, los que más les llamó la atención, fuera que otros niños de la playa hicieran “montañas” con forma de cilindro.

Este hecho que no pasa de ser una anécdota más o menos curiosa de un día de playa, tiene que despertarnos y abrirnos los ojos de que continuamente debemos estar cuestionándonos las cosas que hacemos y tenemos alrededor. No dar por supuesto ni por sentado nada. Si estamos buscando innovación hay que vivir en un continuo estado de alerta y duda. Hasta haber leído estas líneas, es muy probable que pensaras que todo los niños cuando juegan con arena hacen castillos.

Otra lección que debemos sacar de aquí:

 La innovación no significa hacer cosas nuevas, se puede innovar haciendo cosas normales, habituales.

El truco está en hacer algo siguiendo la forma con la que se hacen en otros lugares diferentes. Se puede llamar salir de la zona de confort, traspasar la línea de lo culturalmente aceptado, romper con el arraigo y la tradición, ser diferente, atrevido. En cualquier caso, es poner en duda lo que tienes alrededor y probar otras cosas no habituales.

En este caso de “importar” formas o ideas, tiene ciertas ventajas frente a crear y diseñar desde 0 una “innovación propia”. Importando ideas, estamos aprovechando el saber hacer de otras personas. Hablando de un sistema de trabajo, es un sistema que está probado y ensayado. Tal y como funciona en otro sitio, podemos ver sus puntos débiles y sus puntos fuertes. Es más, podemos compararlo con el sistema que nosotros usamos y analizar los resultados, rendimientos, tasas de éxito y acierto o conversión. Ahora si estamos a punto de crear innovación. Coger lo mejor de cada uno de los sistemas y hacer una hibridación, hacer un sistema nuevo con lo mejor de los dos anteriores. También se acepta hacer un injerto de ideas o dicho más simple: copiar cosas de un sistema en los puntos débiles del otro.

En cualquiera de los casos, creo que las lecciones aprendidas que hay que sacar de este caso es que:

  • La innovación no siempre tiene que ser crear cosas nuevas desde 0.
  • Para descubrir cosas, lo más sencillo es conocer y profundizar en otras culturas
  • Lo diferente tiene que existir aunque solo sea para poder compararlo con lo nuestro y detectar puntos negativos y positivos.
  • La innovación no es tanto el hecho en si, como la percepción que se tiene de ese algo.

 

La más importante la he dejado para el final:

  • La cultura y las costumbres es algo impostado que hemos creado para diferenciarnos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *