Portada » innovación y tecnología

innovación y tecnología

A menudo cometemos el error de asumir la innovación y tecnología como sinónimos.

innovación y tecnología

GOPR1317 by Esther Vargas (flickr)

Es un gran sesgo que estamos teniendo. Inconscientemente limitamos el pensamiento y las conexiones de la innovación con esa idea prefijada. Lógicamente cometemos ese error porque en el campo de la tecnología es donde más avances se producen. Mediáticamente también están más potenciados.

Aquí se da una paradoja curiosa. La tecnología no siempre la controlamos nosotros. En muchas ocasiones no lleva a engaños, en parte por una falta de maduración de la misma. En otras ocasiones por falta de creatividad de quién lo desarrolla. Cuando se realiza un desarrollo innovador, hay que asegurarse que antes de mostrarlo al mundo también tienes su opuesto. Es un nudo estándar en tramas de ciencia-ficción y género de acción. Si desarrollas un virus letal, asegúrate de tener la cura. Este paso, destrozaría casi la totalidad de las historias.

Pero me lo llevo al terreno real y actual. (Septiembre 19). Está comenzando el uso de reconocimiento de voz como medida de seguridad. La creatividad me lleva a preguntar. ¿Sigue siendo seguro si utilizó la grabación de voz de esa persona? ¿Una persona con la capacidad de imitar voces es una llave maestra?

Un ejemplo real que me ha ocurrido. Abrir una cuenta en una plataforma relacionada con la banca y servicios financieros. Pese a toda la seguridad que tienen y la última tecnología. (Reconocimiento facial y almacenamiento de metadatos de la conexión habitual) su última medida contra el fraude y la suplantación de identidad, ha sido tener que hacer un zing. (Leer sobre zing) Y verificar con videollamada.

En un mundo hiperconectado y supertecnologico la simplicidad de lo analógico es la bomba creativa que desmonta todo.

Las personas amantes del cine recordareis este aprendizaje por cómo son derrotados los alienígenas en la película Independence day. Spoiler grande. Toda una civilización capaz de viajar por el universo y arrasar planetas es vencida por un simple virus informático de primeros de los 90. Algo tan simple que no lo habían ni contemplado que pudiera afectar a sus sistemas.

Termino con una reflexión del mundo de la informática y en general de la industria y procesos. Cuanto más complejo sea sistema o proceso, más fácil es que tenga un fallo o haya un supuesto no previsto que lo haga vulnerable. En este campo de la seguridad y en los años sucesivos, la creatividad va a ser una herramienta imprescindible.

Vivimos tan absorvidos en el mundo digital que se nos olvida que el mundo real (el offline) tiene aun muchísimas posibilidades que nos puede dar grandes alegrias. La creatividad no conoce de límites. Cuando hablo de este tema recurro en muchas ocasiones a la película de Disney Wall-e. Los seres humanos se dejan llevar tanto por la tecnología y las innovaciones que en un determinado momento, se olvidan del mundo real.

Aunque esta hoja la tenía escrita de antes, he aprovechado la cuarentena (abril 2020) para hacer una actualización de los ejemplos. Y esa actualización incluye un ejemplo de como el mundo offline con creatividad puede hackerar el mundo digital. Una sola persona fue capaz de alterar los datos del todopoderoso Google sin cometer ninguna ilegalidad. Solo aprovechando el mundo offline. Os dejo aquí el link a la noticia con un vídeo del hecho. (Ver noticia original) La innovación y la tecnología es una combinación inestable si da con la creatividad.

Creo que os he aportado bastantes ejemplos de como la creatividad y la innovación pueden estar desvinculadas de la tecnología. No es necesario tener grandes conocimientos de informática para inventar nuevas cosas o funcionalidades. Nunca debemos olvidar que aprendemos y desarrollamos innovación y creatividad por lo que experimentamos en persona. (Todos somos creativos y la aplicamos en el día a día, leer sobre esto)

Por lo cual, desde aquí os invito a que enfrenteis vuestra creatividad a cualquier proceso y le encontréis la brecha. Os aseguro que la tiene. Y cuanto más tecnológico e innovador sea, más fácil será encontrarlo.

Bonus track: El car sharing es la subcontrata «dealears» (repartidor de droga) perfecta para el nocivo negocio de la sustancias ilegales. Como ya hemos visto durante la cuarenta que también han usado los servicios de riders.