Falsas Verdades

¿Qué es esto de “falsas verdades”? Es el título que he pensado para este post, y para esta reflexión.

Hasta ahora no he dicho nada espectacular ni novedoso. Precisamente eso es el tema que voy a tratar.

Falsas verdades

Enloquecer by Cualquier tiempo pasado fue mejor (flickr)

Ya lo he puesto en otros post y por twitter, pero lo voy a repetir una vez más. Internet es tan amplio que ya no se busca información, ahora lo que se busca es confirmar tu propia opinión. Es tan poderoso que puedes encontrar la cara y la cruz de la moneda que quieras y con los suficientes argumentos.

Ahora se lee menos. Una gran frase que se utiliza por modernos, snobs y algún que otro y otra despistada. Se leen menos libros. Porque quizás estamos en la época histórica que más se lee de todos los tiempos. Desde estas líneas de un blog, foros, webs en general, correos electrónicos, redes sociales, aplicaciones móviles de intercambio de mensajes instantáneos… ¿Debo seguir?

Quizás la problemática que tiene detrás esta afirmación es que no contabilizamos bien los resultados. Solo se mira donde interesa. Algo así como lo de que la gente ya no va a los cines… excepto en “la fiesta del cine”. Por supuesto el problema es el público apático y la baja calidad de las producciones.

El pensamiento colectivo siempre es mejor que el pensamiento individual. Antes de seguir, las máximas de este tipo que incluyen palabras como: siempre, nunca, todos, nadie, etc… ya no son muy de fiar, generalizar “a la fuerza” no va a ningún sitio. Y por supuesto, en este caso concreto, esta frase es muy matizable. Ejemplo: Telecinco es la cadena con más audiencia y con más “trending topics” en sus programas. El “colectivo” ha hablado.

Ya que estamos con el tema televisión, ese frase de “líder de audiencia de…” Tiene que ser pura casualidad que muchas veces las dos cadenas privadas más potentes en España la usen a la vez.

Lo peor de esta frase es que ambos grupos cuentan con la misma fuente de datos y aunque parezca contradictorio las dos cadenas tienen razón. Es la magia que tienen los datos y las estadísticas, que sabiendo como “medir” los datos puedes darle completamente la vuelta. Nada más ejemplarizante que los resultados de elecciones políticas cuando la analizan los propios políticos, todos han ganado y se sienten ganadores. La moral de alcoyano.

Gratis, esto también lo he comentado en este blog, concretamente en esta entrada. Aquí voy a comentarlo muy rápidamente. Por lo general gratis, es que no se pide dinero a cambio de ese servicio, producto o actividad. Esto no quita que se busquen otras formas de cobro, ya sea en el largo plazo, en el corto, mediante información, publicidad, o especies.

Una de mis falsas verdades favoritas es la de los anuncios de reloj deportivo o tipo sport. Resistente a 200 metros de profundidad. Esta me encanta porque nadie sin equipamiento tipo: “submarino nuclear serie California” puede bajar a esa profundidad. Pero es como que impresiona más el dar esa cifra, o incluso más metros de profundidad sinónimo de “más calidad” o eso pensarán. Incluso he visto alguna publicidad en la que ya hablan que resiste velocidades de varias veces la velocidad del sonido. Esto ya si que hace que me lo compre, por fin un reloj que me sirve para cuando estoy en el atasco.

Ahora voy a sacar el premio gordo, todo el texto de esta entrada hasta aquí, es simplemente relleno. Todo esto es un “juego” para terminar haciendo una reflexión de como se llega a las falsas verdades. La conexión de este tema con la parte creativa, realmente con el pensamiento lateral, es que para detectarlas es necesario aplicar la creatividad. En muchas ocasiones es suficiente con un poco de lógica y sentido común, pero ya sabemos lo que se dice del sentido común, el menos común de los sentidos. Así que lo que queda es el pensamiento lateral.

La forma de descubrir que se esconde detrás de estas frases ambiguas es utilizar ese pensamiento lateral aplicado. Hazte las preguntas adecuadas. ¿Qué significa realmente? ¿Quién se beneficia? ¿Quién “dice qué”? ¿Por qué se dice lo que sea?

Puede ser también que yo esté influenciado por mi atracción por las conspiraciones. En cualquier caso, da igual cual sea el motivo. Lo importante es el fin de esta entrada, hacer que tu que lees esto empieces a cuestionarte cosas.

Ese es mi único fin con esta entrada. De nada y perdón

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *