Cuestionar el estado natural de las cosas

En otra hoja del cuaderno (90), ya hablé acerca del poder de las preguntas. Ahora, voy a utilizar ese poder para poner mi granito de arena en cambiar el mundo.

ilusión optica para cuestionar el estado natural de las cosas

Ilusion_optica by Marixa Namir Andrade (flickr)

La innovación se sustenta en varios pilares. Uno de ellos es la observación. Otro, el poner en duda todo lo que damos por hecho. Estas dos acciones, las he unido para que naciera esta reflexión. y a su vez, generar esta hoja del cuaderno.

A continuación, solo voy a comentar dos casos en donde me he cuestionado lo existente y lo que estaba viendo. Pero no tengo duda de que existen muchísimos más casos donde quizás hay opción de mejora o evolución, pero no se lleva a cabo por comodidad y asentamiento (aceptación) de lo establecido.

Hace uno días, también lo comenté en mi twitter personal. (@AnesCreativo) Mientra hacía la compra, pasé por el pasillo donde están las pastas de dientes. Allí me dí cuenta de que: Si el producto viene en el interior de un envase plástico. ¿Para qué le ponen una caja de cartón unitaria? Curioseando por la estantería, descubrí que cada una de esas cajas unitarias, vienen empaquetadas en una caja de mayor tamaño.

Realmente, tengo la sospecha de que el tema de la caja unitaria viene por una cuestión de manipulación y transporte. A pesar de estar el producto en el interior de un envase plástico, este no es cómodo para apilar, agrupar ni transportar. Sin embargo, hay una marca muy popular, (Licor del polo) que desde hace muchos años, vende su dentífrico directamente en un envase de plástico transparente. Ese mismo día, descubrí que la marca propia del supermercado donde compraba, también vende sus dentifrícos en este tipo de envase. Además, los transportan un unas cajas de mayor tamaño al igual que los formatos tradicionales. Por lo que la excusa para las otras marcas no me sirve. Sobra un embalaje.

Este hecho, está haciendo que aumenten los costes. Por una lado, más cartón para realizar la caja individual y la agrupada. En el transporte, también aumenta el coste por el peso extra de esa caja. También genera más residuos el comprar su producto, por mucho que se pueda reciclar el cartón.

Todo ello viene porque en esas empresas, o están muy relajados o están tan concentrados en su innovación de producto que no están viendo el proceso completo. Tienen un exceso de foco. Nadie se ha cuestionado por qué ese envase y por qué empaquetarlo así.

Otro caso de andar por casa sobre dar por supuesto que todo es como es actualmente. Se encuenta en el mundo de la automoción. Se cuenta, que el diseño de los automóviles viene como una adaptación de los coches de caballo. Digo adaptación y no evolución porque no lo considero evolución. El diseño estandar, según se cuenta, fue a partir de la carreta del coche de caballos. Añadir por delante, el espacio donde colocar el motor. La fuerza tractora del vehículo, porque en las carretas, los caballlos iban delante. Posteriormente, alguién más questionó este planteamiento. Así nacieron los vehículos con motor central trasero y motor trasero. Aun así, el diseño de los coches seguía siendo igual. Solo se intercambiaban los espacios de maletero por capó.

Hoy en día, estamos de nuevo apostando muy fuerte por los vehículos eléctricos. La tecnología ha avanzado hasta la reducción de tamaño de los motores y piezas móviles. De igual forma, se está optimizando la concepción de las baterías. Pero esto no está provocando absolutamente nada en el diseño de los vehículos. Se puede ver algo más en los llamados “concept-car” pero con toda la tecnología actual. (leds, cámaras, materiales, miniaturización, etc…) Los modelos comerciales de coches eléctricos, siguen siendo una adaptación de los diseños de coches de combustión. Lo que nos lleva a los coches de caballos.

Me voy a dar yo mismo la réplica. Es posible que esto obedezca a un tema de marketing. Si se hacen nuevos diseños de coches que no tengan forma de coche, quizás el público general, no entienda que es un coche. Lo vea como un nuevo tipo de vehículo. Al final todos somos parte de ese grupo. Todos tenemos muy definida la silueta de un coche. Si algo se sale de ese concepto, raramente lo vamos a definir como coche. Lo llamaremos vehículo o le pondremos un mote.

Te invito a que ahora comiences a observar tu entorno y cuestiones todo aquello que te parezca “normal”. Lo peor que puede pasar, es que trabajes tu creatividad o aprendas algo nuevo.