Creatividad para ver positivo lo negativo


La creatividad tienes muchas formas diferentes, en mi trayectoria y vida la voy combinando con muchas cosas y muchas áreas. Una de ella es la motivación. Suena raro al principio, pero luego descubres que es indispensable.

Positivo lo negativo. Hoja a color sobre suelo en blanco y negro.

Colored Leaf by Andrea Goldstein (flickr)

La creatividad se puede transformar en un filtro para ver las cosas. Un potenciador de ideas y positivismo. Solo hay que añadir motivación a la mezcla. No es otra cosa que cambiar el chip, si la creatividad es la herramienta o camino para ver las cosas desde otro punto, también se puede hacer con las cosas negativas.

Voy a pasar de largo del tema de que los japoneses usen el grafismo del concepto “oportunidad” para formar el concepto crisis. Esto va por otros derroteros. De lo que quiero hablar en estas líneas es de usar la creatividad para cambiar la percepción de lo que vemos. La realidad es un hecho que nunca conoceremos, solo las proyecciones que genera en nuestro punto de vista.

Lo que provoca que una situación sea negativa es solo la percepción que tenemos de la realidad. (la proyección que nos llega). Esto por supuesto es algo que funciona a nivel personal y es intransferible. Lo que para una persona no le aporta nada, para otra puede ser todo un mundo. Además esto funciona y desarrolla su máxima potencia cuando la persona que lo pone en práctica reúne algunas habilidades concretas como ser incorformista, tener voluntad de cambio, búsqueda continua de mejora, seguridad en si mism@, etc..

Un ejemplo muy claro, todos nos quejamos de la publicidad online que es demasiado agresiva. Si eres una persona “navegada”, es probable que uses algún programa o pluging de bloqueo de publicidad. Pues aquí los que se dedican al marketing digital tienen su oportunidad. Pueden quejarse y criticar a los que han desarrollado el pluging, o agradecérselo infinitamente porque les provoca el tener que usar más la creatividad y el ingenio para pensar nuevas formas de crear esos anuncios y que además superen la barrera impuesta.

Aquí es donde funciona la creatividad, es simplemente cambiar el chip. Parar, ver las posibilidades que hay, y optar por la más productiva para ti. Otra forma de verlo es a través de la motivación, como decía al principio de esta hoja.  Tener mentalidad positiva afecta a todo. ¿Tienes que cumplir un plazo de entrega? Entonces mira el tiempo en positivo, palabras como todavía o aun, te ayudarán a controlar el estrés. Si por el contrario estás en la situación contraria, por ejemplo, deseando que pase una situación compleja, la idea es buscar o utilizar palabras que reduzcan el tiempo, que se vea en negativo: solo queda, faltan… etc.

Esto seguro que ya lo haces pero sin ser muy consciente de ello. Por experiencia personal, si estas estudiando un título universitario o similar, empiezas contando las asignaturas que llevas aprobadas. Hasta un momento en el que pasas de contar las aprobadas a las que te faltan para terminar. Ahí ha cambiado tu motivación.

Otra forma de aplicar la creatividad para transformar momentos negativos en positivos es hacer ingeniería inversa.

En realidad podríamos decir que es someter a ingeniería inversa la situación o circunstancia que creemos negativa. Despiezarla, estudiarla en profundidad y conseguir extraer lo positivo que se esconde. Aplicación práctica: Has pinchado una rueda mientras circulabas por la autovía, justamente en uno de esos tramos en tierra de nadie. (Los identificarás porque son en los que no se ve ninguna valla publicitaria) Estas solo/a. El pensamiento habitual derrotista es pensar que no vas a llegar a donde querías, que te has quedado tirado/a, has perdido el día, etc… Si desmontas “el problema” verás que puedes tener otras ventajas como son que vas a tener una anécdota que contar, o que vas a hacer ejercicio físico (suponiendo que cambies la rueda).

Para cosas online puedes hacer algo parecido. ¿Quieres conocer la dirección de correo electrónico de una persona que te resulta inaccesible? Aplica ingeniería social inversa. Obviando que no has tenido resultados positivos con las opciones más sencillas, puedes buscar por la red alguna página que presta el servicio de comprobar si existe o no una dirección de correo. Ahora solo tienes que ir probando direcciones de e-mail habituales que puede tener esa persona. (Usar la lógica y los estereotipos es la opción sencilla). Si la web te da un resultado positivo, quizás hayas creado la oportunidad de contactar con esa persona inaccesible.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *