Como es un proceso innovador

Empieza a ser una tendencia incluir en las empresas procesos innovadores. ¿Pero se sabe cómo es un proceso innovador?

La respuesta es que no siempre. La innovación bien entendida en el corazón de una empresa puede aportar grandes mejoras, eficiencia, ventajas competitivas y mayor adaptabilidad al mercado.

Sin embargo, ¿a qué se llama un proceso innovador o hacer innovación en la empresa? Aquí está el problema, generar innovación dentro de una empresa o un grupo de profesionales, no es tanto una cuestión de protocolos y acciones como una mentalidad común y filosofía.como es un proceso innovador

Hacer innovación es muy sencillo, basta con tener un proceso iterativo de 3 fases. Observar, cuestionar y experimentar. Haciendo esto se está generando un proceso de innovación. No obstante, lo que falla no es la mecánica del proceso sino la actitud y la parte humana del mismo.

– Observar es fácil, lo que hace que sea más complejo es saber donde mirar.

– Cuestionar todo el mundo sabe, utilizar la pregunta adecuada sobre el concepto idóneo no.

– Experimentar es probar cosas, medir y analizar los resultados es lo que marca la diferencia.

En una empresa o comunidad de personas que quieran implementar innovación, tienen que hacerlo en muchos más niveles que añadir 3 rutinas en sus quehaceres laborales. Hay que abrazar otro estilo de vida y forma de hacer las cosas. Por naturaleza, no todo el mundo tiene las actitudes necesarias para generar innovación. Muy malo sería si en un grupo de profesionales todos están predispuestos para este fin. No habría discusiones ni diferentes puntos de ver las cosas y así se estaría perdiendo parte del potencial de la innovación. Sería una curiosa paradoja.

Para generar innovación se necesita que coincidan varios perfiles a la vez.

El disruptivo, este perfil de persona es importante. Es el que es capaz de no agotarse y generar y generar ideas. Es muy práctico y le encanta la acción. A veces se le llama el perfil de fuerza bruta, el ejecutor, pero a la vez debe de estar “compensado” con el siguiente perfil

El calculador, un perfil con sangre fría, obcecado en lograr sus objetivos y que sea estratega. Es la persona que supervisa todo y dirige el equipo.

El coordinador, en ocasiones se necesita de una persona que es capaz de poner de acuerdo a los dos anteriores para que sus esfuerzos se coordinen y se hagan solo uno. Así si se puede conseguir llevar a buen término la innovación. El coordinador también observa lo que ocurre dentro y fuera del grupo, cuestionando estos hechos. Incluso los propios, no dar nada por sentado y no dejarse convencer por la tradición. Se puede añadir al retratista de ideas, que ya expliqué en la hoja 44 (ver aquí) en que consiste este trabajo.

Esto es el verdadero núcleo de la innovación, detectar necesidades, carencias y oportunidades. Lo siguiente es la fase de experimentación, una vez se tiene un hito, se conocen los recursos y se han creado las hipótesis teóricas toca enfrentarse a la realidad y constatar esas suposiciones con hechos.

Llegados a este punto nunca debería surgir esta pregunta: ¿Y ahora qué? Si sucede esto, hay que replantearse el proceso innovador. Ha fallado en alguna fase. Al final de un proceso innovador, concluida la parte de experimentación, se tiene que haber llegado a una respuesta clara e inequívoca. Se ha confirmado el supuesto que se estaba probando o por el contrario se ha comprobado que la hipótesis era falsa. En cualquiera de los casos, significa que has probado una vía muerta que no te lleva a esa mejora u optimización, entonces toca seguir probando. Si has conseguido generar innovación, estás tardando en adaptarla e implantarla en tu organización.

Un último detalle a comentar. No sé por qué, se tiende a pensar que la innovación siempre tiene que ser algo novedoso que casi contradiga las normas de la física o la naturaleza y que haya surgido después de cientos de horas de investigación y desarrollo. (mucha inversión) Esto es totalmente falso, como llevo diciendo durante toda esta hoja y en algunas más del cuaderno creativo, la innovación es una filosofía de trabajar, un estilo de vida. Cualquier persona en cualquier momento puede generar una innovación, incluso sin ser consciente de que está llevando a cabo este proceso.

Una innovación responde a satisfacer una necesidad de una forma mejorada a como se esté realizando y en base a unos criterios pre-establecidos propios.

Un ejemplo, ir a comprar a un centro comercial. El lugar donde dejes el coche puede ser una innovación o no según tus propios criterios. Si el criterio principal es agilidad y rápidez, conseguir dejar el vehículo lo más cerca posible de la puerta sera una respuesta válida. Sin embargo, si tu criterio principal es aprovechar el tiempo, la innovación puede ser dejar el coche en la zona más alejada de la puerta. Porque mientras haces la compra, tendrás más distancia para andar. Estarás haciendo ejercicio a la vez que comprando. Si además vas cargado/a con bolsas, es una forma de desarrollar la musculatura.

Al principio podemos pensar que ambos criterios son iguales o sinónimos pero en realidad los diferencian los matices. Esos mismos matices es lo que genera que una acción tan elemental como deja el coche estacionado en un lugar diferente suponga un hecho innovador y satisfaga esa necesidad personal.

Termino con una pregunta, ¿Identificas la fase de observación, cuestionamiento y experimentación en este último ejemplo?