Portada » asumir riesgos con la creatividad.

asumir riesgos con la creatividad.

Trabajar constantemente la creatividad implica también ser capaz de gestionar la incertidumbre y asumir riesgos.

Imagen de cartel de sube por su cuenta y riesgo como ejemplo de asumir riesgos.

Sube por su cuenta y riesgo by Gideon (flickr)

A la hora de asumir riesgos aquí me gustaría hacer una bifurcación. Dividir dos partes. Por un lado está el tema de asumir riesgos que produce la propia creatividad. Moverse en un plano creativo de propuestas ya es de por si asumir riesgos. Muchos. Yo diría que desde los básicos y que son los propios de cualquier propuesta, hasta al punto que considero máximo, que sería la disrupción.

La otra parte que está relacionada con la creatividad, es cuando esta aplicada a temas de gestión de incertidumbre y realización de previsiones.

Justamente, de este último punto es del que quiero hablar en esta hoja del cuaderno del creativo. Por las veces que he realizado talleres y ponencias, he visto por medio de varias dinámicas, que hay personas que tienen un punto débil en la toma de decisiones. Precisamente por no ser capaz de evaluar correctamente el tema de asumir riesgos.

Para este tema hablo exclusivamente por mis vivencias y experiencias que he tenido en las distintas tomas de decisiones. Yo personalmente siempre he sido de preveer y planificar distintos escenarios. Concretamente intento trabajar en 3 opciones. Un escenario optimista donde la previsión sea “sin riesgos” por decirlo de alguna forma. Otro escenario neutral o donde el riesgo sea perfectamente asumible. Y un último escenario pesimista que es en el que todo sale mal, el escenario más desfavorable posible.

Uso la creatividad para recrear esos escenarios usando lo que ya os he comentado de la dimensión espejo. Ya comenté en la hoja 123. (Leer hoja). Una vez tengo definidos los 3 escenarios, el siguiente paso es valorar lo que sería el coste de oportunidad. Si se diera cada escenario, qué “coste” o perjuicio generaría. Entre el neutro y el pesimista haría un análisis de puntos intermedios para también tener ajustado cuánto de viable puede ser o no ese punto máximo catastrofista.

En base a esto, se puede cuantificar cuanto es el riesgo que se asume en una decisión. Incluso yendo un poco más allá, ser capaz de poner varias medidas de protección. Si fueran manos de una partida de pocker, sería saber donde está el punto máximo que se puede “jugar la partida”. Tener un límite de apuesta máxima. Saber cuando retirarse.

También os debo advertir que usar la creatividad ya es asumir riesgos. Los propios de la creativdad. ¿Tienes una forma de controlar que las propuestas de los escenarios son realistas? Ese punto considero que es vital. Yo intento buscar varios indicadores externos para evitar caer en mi propio engaño de mi imaginación. Aquí está el secreto de esta técnica. Ser capaz de dejar de lado tus propias percepciones y opiniones. Por mi experiencia personal os digo que no es nada sencillo. Todos caemos en nuestras propias mentiras. Es un mecanismo de nuestro cerebro que funciona constantemente. Aprovecho para proponerte un ejemplo.

Dibuja un cuadrado medianamente grande. Ahora dentro de ese cuadrado haz los puntos que quieras. Pequeños o grandes. Muchos o pocos. Por si acaso, intenta que sean más de 2. La previsión de las “trampas” de nuestro cerebro dice que es muy probable que hayas buscado inconscientemente disponer los puntos de forma uniformemente repartida por dentro del cuadrado. Porque para nuestro cerebro, la primera opción para hacer algo al azar, es repartirlos de forma aleatoria pero manteniendo una disposición equidistante de los puntos. O mejor dicho, huye de considerar un cúmulo de puntos como una opción aleatoria.

Llegado aquí, para terminar esta hoja del cuaderno sobre asumir riesgos decir que la técnica creativa que yo utilizo también se entrena. A parte de seguir la rutina antes mencionada de los escenarios cuando tengo que tomar decisiones, intento de vez en cuando hacer casos hipotéticos o plantearme como tomaría yo decisiones que implican asumir riesgos. Un buena opción es aprovechar situaciones que surjan en nuestro día a día como sociedad. Solucionar situaciones de crisis, decantarse por una opción dentro de una polémica o enfrentamiento, etc. Una pista: En temas de enfrentamientos entre dos posiciones, es más fácil para hacer los escenarios. Por cada parte enfrentada sería un escenario, y luego estaría el escenario neutro que sería el punto medio entre todas las partes.